Skip to content

¿Cómo Acceder a una Cobertura Sanitaria en México?

El tema de la salud en México puede ser algo controversial para los extranjeros que decidan visitar el país. Ello es así, principalmente por desconocer que en México todos gozan del derecho de acceso a los servicios de salud, independientemente de la condición en la cual ingreses a esta nación en particular.

Por lo antes comentado, vale la pena resaltar cómo acceder a la cobertura sanitaria en México y así tener más presente a qué atenerte cuando decidas visitar este país.

Requisitos para inscripción en el sistema de salud mexicano

La constitución de México establece las bases precisas para regular cómo deben funcionar las instituciones públicas que se encargan de la atención clínica especializada. Siendo así, dependiendo de lo que te sea más conveniente dentro del país, podrás optar por la modalidad de seguro público que establece el estado o, para mayor garantía de atención personalizada, bien puedes optar por contratar alguna póliza que ofrezca una institución privada relacionada con el tema de la salud.

Si vas a inclinarte por el sistema público de salud en México, has de saber que la IMSS ampara a los trabajadores mexicanos de forma tal que estos puedan recibir su atención médica correspondiente al momento de necesitarla, siendo obligatorio para el dueño de empresa o patrón en particular el inscribir a sus trabajadores en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

En sí, el trabajador mexicano no tendría que hacer nada para gozar de los privilegios de la salud pública en México, siendo solo necesario que realice lo siguiente:

  • Deberá generar su número de seguridad social en internet, pudiendo obtenerlo en la página web oficial del IMSS con tu CURP (Clave Única de Registro de Población) y tu correo electrónico.
  • El patrón, una vez que ya obtenga su registro patronal, te entregará a ti como su empleado lo que sería el número de seguridad social, siendo éste el responsable de darte de alta en internet mediante tu firma electrónica.
  • Luego de lo anterior, tú como trabajador o empleado podrás descargar el acuse de aceptación, siendo este el documento que tendrás que entregar para que puedas acudir a la clínica o Unidad Médica Familiar más cercana a tu domicilio. Puedes darte de alta en estas clínicas públicas del estado mexicano mediante la aplicación móvil del IMSS (solo si ya se ha realizado todo lo antes comentado).
  • Una vez que ya tengas la confirmación de tu inscripción, es posible obtener o solicitar tu cartilla médica, misma con la cual podrás registrar tu historial de atenciones médicas. Para este trámite, necesitarás llevar a la clínica pública que te competa un comprobante de domicilio reciente y una fotografía tamaño infantil. En dado caso de haber usado la App para darte de alta, incorpora a estos requisitos el documento obtenido por correo electrónico.

Vale agregar, que las coberturas básicas de la sanidad pública mexicana están comprendidas en las siguientes ramas:

  1. Prestaciones sociales y guardería.
  2. Retiro, cesantía en vejez y edad avanzada.
  3. Vida e Invalidez.
  4. Maternidad y enfermedades.
  5. Riesgos de trabajo.

Opciones de coberturas sanitarias privadas

Habiendo sopesado de forma sencilla lo que se relaciona a la cobertura sanitaria pública en México, faltaría mencionar aquellos tipos de cobertura que entrarían más en terreno de las empresas privadas encargadas de ofrecer esta clase de servicios. Con esto en mente, a continuación podrás saber cuáles son los tipos de coberturas sanitarias que podrás conseguir en México:

  • Cobertura básica: Como su nombre lo indica, te permite acceder a servicios comunes y básicos de salud como las consultas médicas que no requieren de ningún tipo de especialización en particular.
  • Cobertura dental: En este caso, podrás obtener la atención de un profesional capacitado en odontología, mismo que podrá realizar operaciones de extracción o limpieza de las piezas dentales según sea el caso. También podrás tener acceso a las prótesis y aparatos fabricados especialmente para la corrección de deformaciones dentales y otros conceptos tales como:
    • Odontología preventiva.
    • Extracción de las muelas del juicio.
    • Radiografías y demás diagnósticos similares.
  • Cobertura internacional: Especialmente indicada a los extranjeros en México, esta clase de cobertura te brinda la posibilidad de tener los servicios de medicina que tú más necesites fuera de tu país de origen, pudiendo esto aplicar también para cualquier mexicano que se encuentre fuera de México. ¡Estarás asegurado en el lugar al que vayas según lo establezca tu póliza de seguro internacional!
  • Cobertura con póliza de vida: Esta póliza en particular, garantiza que tus beneficiarios puedan cobrar una cierta cantidad de dinero al momento de tu fallecimiento. De esta manera, se podría contar con recursos para cubrir las necesidades propias que surgen cuando una persona fallece (en este caso el asegurado).

Para poder solicitar esta clase de cobertura sanitaria en México, lo único que tendrás que hacer es entrar en contacto con la empresa privada que ofrezca el servicio que más llama tu atención a nivel de salud y consignar aquellos documentos que te soliciten.

En resumidas cuentas, la contratación de seguros en México y la posibilidad de acceder a una cobertura sanitaria privada es, por lejos, una opción excelente si realmente quieres resguardar tus espaldas en todo momento. Aun así, es entendible que los mexicanos tengan como última opción esta clase de coberturas teniendo ya al IMSS y el servicio público del país. ¡Aun así no es que este último genere tanta confianza!

Independientemente del caso, podrás tener al alcance de tus manos la cobertura sanitaria en México que necesites sin tantas dilaciones. ¡Todo en pro de estar siempre sano y saludable!