Skip to content

Préstamos personales: aprende a distinguir opciones seguras

Los préstamos personales son un producto financiero confiable, pero, desde el auge de los teléfonos inteligentes, en algunos casos este servicio se vio afectado por la aparición de fraudes. ¿Quieres saber cómo verificar si estás ante una entidad segura? Sigue leyendo la nota.

Por ejemplo, en tan solo un año, los robos de identidad cibernética se han disparado más del 13%, de acuerdo a la CONDUSEF. Precisamente gracias a que los usuarios ofrecen mucha información delicada con la esperanza de poder obtener préstamos personales.

Lo que ocurre es que los delincuentes terminan utilizando estos datos para estafar a sus víctimas. Pero, no te preocupes, existen maneras seguras y legales de obtener préstamos en línea, y hoy te diremos cómo identificarlas para que nada de esto te suceda a ti.

Préstamos personales: aprende a distinguir opciones seguras

Fuente: https://www.pexels.com/

¿Qué datos o requisitos nunca se piden para los préstamos personales?

Empecemos por lo que es normal que te soliciten:

  • Identificación oficial vigente.
  • Comprobante de domicilio reciente.
  • Cuenta bancaria (sólo la cuenta, no la tarjeta ni mucho menos el código de seguridad).
  • Comprobante de ingresos.

Ahora bien, lo que nunca debe solicitarte un prestamista confiable, ya sea en físico, en copia o mediante una aplicación virtual es:

  • Documentación como: CURP o acta de nacimiento.
  • Fotos de ti o de tu familia.
  • Ubicación.
  • Contactos de tu teléfono.
  • Número de tarjeta de crédito o débito.
  • Contraseñas o códigos de ningún tipo.
  • Pagos de gestión o “garantías” por adelantado.

¿Qué datos o requisitos nunca se piden para los préstamos personales?

Fuente: https://www.pexels.com/

Si te piden algo de esto, es la primera señal de alarma de que pueden usar esos datos para realizar cargos a tu cuenta o robo de identidad. Lo que debes hacer en este caso es abandonar el proceso de inmediato y denunciar con la CONDUSEF. De esta forma también colaboras a que nadie más sea estafado por ese medio.

¿Cómo saber si una institución de préstamos personales es de confianza?

Antes de contratar un préstamo personal, revisa que quien lo está ofreciendo pase por estas tres pruebas de fuego:

1.- Búscalo en el SIPRES

La manera más sencilla de comprobar que estás trabajando con una institución financiera legal es verificar que esté correctamente dada de alta en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES).

Allí se puede confirmar la información de los prestadores de servicios que están cumpliendo la normatividad de la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros). Debe aparecer como “En operación” en letras color verde.

Si buscas un prestador de servicios y no te aparece, es porque no es una institución legal o está incumpliendo la normatividad de la CONDUSEF.

¡Ojo! asegúrate de estar ingresando el nombre legal y no el nombre comercial, ya que a veces no son iguales.

2.- Verifica que cuenten con una unidad de consultas o aclaraciones

Las instituciones financieras serias tienen unidades internas para que puedas realizar cualquier queja antes de tener que escalar el asunto con la CONDUSEF.

En su sitio web debe detallarse claramente la dirección, teléfono y medios de contacto de este departamento de aclaraciones.

3.- Revisa su aviso de privacidad

El aviso de privacidad es el documento mediante el cual las empresas hacen público el uso que le van a dar a los datos personales que compartes con ellas.

Si no tienen aviso de privacidad, quiere decir que seguramente estás en un sitio no seguro. Pero aunque sí lo tengan, revísalo a detalle y aclara cualquier cosa que se te haga sospechosa.

¿Cómo saber si una institución de préstamos personales es de confianza?

Fuente: pixabay.com

Tip de seguridad IMPORTANTE

A veces los estafadores usurpan la identidad de los bancos y tratan de enganchar a sus víctimas con un correo o un anuncio ofreciéndoles un crédito personal.

Por eso, siempre revisa que la dirección de correo y la URL del sitio al que te dirigen efectivamente sean las del banco que dicen ser. Algunos ejemplos de direcciones fraudulentas son:

  • “https://www.2bancoppel.mx/creditopersonal” (La dirección correcta es https://www.bancoppel.com/).
  • “bancosantander@gmail.com”
    (Una cuenta institucional siempre tiene un correo institucional, por ejemplo notificaciones@notificaciones.santander.com.mx)

Otra forma de saber que algo no anda bien es cuando el ícono de candado de seguridad junto a la dirección web aparece abierto o con un tache.

Como consejo, nunca ingreses los datos de tu cuenta ni ningún otro tipo de dato personal si no estás 100% seguro de que estás en el sitio oficial de una institución confiable. De esta manera, ahora sabes cómo distinguir las opciones seguras de préstamos personales y cómo evitarte un gran disgusto.