Skip to content

Cómo Realizar una Sucesión de Bienes en México

Cuando se habla de sucesión de bienes se puede entender que es la entrega de los bienes de una persona a otra, pero no es así de sencillo como se escucha. Si deseas conocer cómo realizar una sucesión de bienes en México, sigue atento al siguiente post, donde detallaremos de forma específica cada uno de los pasos que se deben realizar para evitar algún inconveniente durante el proceso.

Sucesión de bienes

Una sucesión de bienes es un proceso legal en el que una o varias personas en calidad de herederos reciben los bienes de otra persona que ha muerto. En otras palabras lo que se considera patrimonio se le otorga a sus familiares más cercanos o a quien se haya indicado en un testamento en el caso de que se haya realizado uno. Y este proceso legal se realiza por la vía judicial o notarial.

La forma en cómo una sucesión de bienes se lleve a cabo dependerá si existe un testamento, pues el proceso es mucho más sencillo cuando la persona antes de morir deja de forma clara cómo desea que sean repartidos los bienes. En el caso contrario se deberá comprobar una serie de aspectos hasta lograr adquirir los bienes.

Tipos de Sucesión de bienes

  1. Sucesión Legítima: Se le llama de esta forma cuando no existe un testamento, lo que indica que la repartición de bienes se debe llevar a cabo según lo disponga la ley. En donde están muy bien establecidas y determinadas las normas que rigen el derecho familiar según el porcentaje definido para el cónyuge y los descendientes del cujus. Se determinan quiénes son los que heredarán y cuál es el monto del patrimonio.
  2. Sucesión Testamentaria: Es para las personas un poco más ordenadas y precavidas, ya que la persona deja redactado a través de un testamento cómo desea que se repartan sus bienes. En este documento podrás indicar el inventario de tus propiedades, el valor de cada una de ellas y en qué proporción las entregarás a los nuevos dueños.

Lo más recomendable es nombrar a una persona como albacea, que es la persona que se encargará de rendir cuentas a los herederos por la forma en que administren los recursos a repartir. Esto facilitará que la distribución se haga en orden y que se cumpla la última voluntad.

Proceso para realizar una Sucesión de bienes

Organismo donde se realiza

La sucesión testamentaria se efectúa ante un notario público, en donde deberás inscribir el testamento y un funcionario se encargará de dar fe del cumplimiento de las peticiones manifestadas en el testamento, así como la distribución de las propiedades. Cuando no existe un testamento, los herederos que establece la ley a saber el cónyuge e hijos deberán acudir al notario para la repartición. En cambio, el caso pasa a un juicio de sucesión ante un juez familiar cuando no existe un acuerdo entre las partes.

Documentos o Requisitos

  • Cuando existe un testamento se debe proporcionar.
  • Lista de los herederos que indica la ley.
  • Realizar un inventario detallando los bienes que se repartirán.
  • Cada uno de los herederos y beneficiarios deberá presentar documentos para comprobar su identidad y parentesco con quien falleció como lo es identificación oficial, acta de nacimiento o matrimonio.

Costo y Tiempo

Debes tener presente que este trámite se toma su tiempo, ya que antes de que las propiedades sean asignadas a los herederos, se debe investigar si hay deudas pendientes del cujus. Algunos trámites pueden durar de tres meses hasta un año.

La inscripción de un testamento ante el notario tiene un costo que dependiendo el tipo de caso puede costar entre los 1 mil hasta unos 3 mil pesos mexicanos. El siguiente gasto es al momento de recibir los bienes, ya que tendrás que inscribir los bienes a tu nombre en el Registro Público de la Propiedad. El monto de este trámite tiene un costo aproximado de 20 mil pesos mexicanos. Y el otro costo que debe añadirse es el de los honorarios del abogado mismo que se encargará del juicio testamentario, los cuales son variables.

4 Pasos de cómo realizar una sucesión de bienes

1. Validez de testamento para la sucesión testamentaria o declaratoria de herederos para la legítima sucesión.

2. Realización de inventarios y avalúos, ejecutados por el albacea.

3. Rendición de cuentas. Se especifica qué hizo el albacea.

4. Partición y adjudicación. Esta parte presenta un proyecto de cómo se van a repartir los bienes y una vez que son aprobados se adjudican.